Empleo y discapacidad

Empleo y discapacidad

Para el año 2019, Funcasor lanza el proyecto EMPLEA-T, programa de interés social financiado con cargo a la asignación tributaria del IRPF conforme a Orden de 26 de noviembre de 2018 (BOC nº 236, de fecha 5.12.18), de la Consejería de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda del Gobierno de Canarias.

Este proyecto, con una duración de enero a diciembre de 2019, es una valiente apuesta por la continuidad del Servicio de Integración Laboral, con el que la entidad se compromete, entre otras acciones, a:

  • Atender a 110 personas participantes en materia de empleo.
  • Conseguir una integración laboral del 35 %.
  • Formar en habilidades para la búsqueda de empleo y habilidades laborales.
  • Dar apoyo y seguimiento en el proceso de inserción y mantenimiento de puesto de trabajo.
  • Captar 300 ofertas de empleo y procesos de selección acordes a los perfiles y demandas laborales de las personas participantes.
  • Difundir entre 300 empresas el proyecto EMPLEA-T, a fin de sensibilizar sobre las posibilidades laborales de las personas con discapacidad e informar sobre las bonificaciones a su contratación.

La labor del Servicio de Integración Laboral de Funcasor y el proyecto EMPLEA-T se justifica en un contexto de acceso al mercado laboral discriminatorio para colectivos como el de las personas con discapacidad auditiva.

Al cierre del ejercicio 2017 – últimos datos oficiales – el censo de personas con discapacidad en edad activa (entre los 16 y 64 años) ascendía a 1.860.600, lo que supone el 6,2% de la población total en edad laboral.

En un entorno laboral altamente competitivo y en constante dinamismo, la tasa de desempleo de las personas con discapacidad se sitúa 9,1 puntos porcentuales por encima de la tasa de desempleo de personas sin discapacidad.

Fuente: Instituto Nacional de Estadística. El Empleo de las Personas con Discapacidad (EPD) https://www.ine.es/prensa/epd_2017.pdf [18/07/2019]

 

Esta diferencia en la oportunidad de acceso a un empleo atiende a múltiples causas, entre ellas: una baja cualificación académica en un sistema educativo poco inclusivo, la persistente estigmatización y falta de conocimiento sobre las capacidades laborales del colectivo, o entornos laborales que no resultan accesibles e inclusivos. Todo ello conlleva graves consecuencias, pues el trabajo no es tan solo un medio para obtener mejores ingresos y por tanto mejor calidad de vida. Un empleo significa ser, y sentirse, parte y miembro del tejido productivo, un miembro pleno y valioso, desterrando viejos estereotipos sobre las personas con discapacidad. Además, un empleo supone la oportunidad de pertenecer y participar en un entorno social en el que establecer relaciones normalizadas desde el respeto y la compresión de las diferencias de cada persona.

De este modo, en la medida en que las personas con discapacidad accedan y mantengan un puesto de trabajo, damos un paso más allá hacia la consecución de la integración socio laboral, minimizando así el riesgo de exclusión social. Es por tanto imprescindible la implementación de medidas e instrumentos necesarios para conseguir el acceso al empleo en igualdad de condiciones, desarrollando recursos y proporcionando los apoyos necesarios. EMPLEA-T persigue dar continuidad a un impacto social transformador en esta línea.

Fuente: Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social. «BOE» núm. 289, de 3 de diciembre de 2013 Referencia: BOE-A-2013-12632 https://www.boe.es/buscar/pdf/2013/BOE-A-2013-12632-consolidado.pdf

 

Con el fin de incentivar el derecho de acceso al empleo entre las personas con discapacidad auditiva, Funcasor pone en marcha el servicio de integración laboral en el año 1995. Desde entonces hasta ahora este servicio ha servido ininterrumpidamente para facilitar el acceso al empleo de las personas con discapacidad auditiva. Desde su inicio en 1995 hasta el cierre de 2017, desde este servicio hemos proporcionado apoyo en la adquisición de competencias personales, sociales y laborales; hemos ofrecido formación ocupacional y complementaria para el empleo; acceso a prácticas no laborales en empresas, etc. Todo con el fin último de garantizar el derecho al acceso al empleo y el mantenimiento del puesto de trabajo. De este servicio se han beneficiado 3798 personas usuarias, de las cuales han accedido al mercado laboral 1345.

El acceso a un empleo sigue siendo una asignatura pendiente en la construcción de una sociedad inclusiva. Invitamos a todas aquellas personas, entidades y empresas a acompañarnos en este camino, desde la convicción de la capacidad y talento de las personas con discapacidad.

@SocialGobCan