El Servicio de Atención y Apoyo a la Familia responde a tus preguntas

Diagnóstico

¿Qué ayudas existen para mejorar la audición de nuestros hijos e hijas?

En la mayor parte de los casos, las personas que tienen una pérdida auditiva pueden usar algún tipo de ayuda protésica que mejore su función auditiva, favoreciendo y amplificando la señal o sustituyendo la función del oído dañado.

Es importante destacar que la recomendación estos “sistemas técnicos” depende de las características de cada niño y niña: tipo de pérdida, localización, momento de aparición, etc. y que la figuras profesionales responsables de realizar la valoración médica y la recomendación de la ayudas son: Otorrinolaringólogos/as y audioprotesistas.

 

¿Qué prótesis tipo de prótesis son las más frecuentes?

  • Implantes osteointegrados: Es una prótesis auditiva que se suele recomendar en las pérdidas conductivas o mixtas (causadas por otitis media crónica, otitis externa, otosclerosis, malformaciones del oído medio/externos y en determinados síndromes) cuando no se benefician de tratamiento médico o quirúrgico ni de otras prótesis auditivas. El sonido pasa directamente a la cóclea a través de la estimulación en el hueso. El sonido se recoge a través de un procesador y se transmite a través de un vibrador de titanio colocado en la parte ósea del cráneo. Actualmente se está investigando para hacer una implantación con imán evitando la perforación en el hueso. El hueso de los niños y niñas es más delgado y más blando que el de los adultos. Por lo tanto, los médicos recomiendan esperar a que se alcance mayor grosor y para colocar el implante. Por ello, antes de la colocación de un implante osteointegrado, están disponibles las diademas óseas. Otra variante de este sistema son las gafas óseas, que son gafas que aprovechan el extremo de las patas para colocar el estimulador óseo.

 

  • Audífonos: Son prótesis auditivas que captan el sonido a través del micrófono, aumentan su volumen y a continuación lo envían por el conducto auditivo, a través del oído medio hasta el oído interno aumentando su ganancia auditiva. Hay diferentes tipos de audífonos dependiendo de dónde se coloquen: retroauriculares (detrás de la oreja) intracanales/intrauriculares (dentro de la oreja) CIC (dentro del conducto auditivo externo). Su recomendación depende del tipo y grado de sordera y la edad del niño o niña: normalmente los audífonos más recomendados en edad infantil son los retroauriculares ya que son los más resistentes y se pueden adaptar otras ayudas técnicas complementarias como los sistemas de Frecuencia Modulada.
  • Implantes cocleares: Son dispositivos electrónicos que se indican cuando los audífonos no son funcionales para el niño/a debido a su grado de pérdida. Están indicados en pérdidas neurosensoriales bilaterales profundas (o en algún caso, severas) siempre que el nervio auditivo esté bien. El implante coclear transforma las señales acústicas en señales eléctricas que estimulan el nervio auditivo. Su adaptación necesita una intervención quirúrgica ya que tiene una parte interna. Después de la intervención, se coloca la parte externa y posteriormente se realizan una serie de programaciones individuales que formarán el mapa auditivo.

 

¿Cuál es el papel de los padres y madres en relación a la adaptación protésica?

Como comentamos anteriormente, la adaptación protésica requiere la valoración completa del otorrinolaringólogo y la posterior o conjunta valoración del audioprotesista, pero los padres y madres tienen también un papel importante.

Los familiares y los profesionales deben tener una relación y comunicación transparente, ya que la familia debe comunicar la historia y características del su hijo/a, además de expresar sus dudas e inquietudes. A su vez, los profesionales deben de comunicar a la familia las opciones que existen, cómo funcionan, cuáles son sus implicaciones, el coste económico que supone, la importancia de la rehabilitación logopédica,…etc. para que puedan elegir y decidir con libertad y responsabilidad.

A sí mismo, tras el momento de la elección es importantísima la implicación familiar en el uso de la ayuda: tiempo de uso, mantenimiento, revisiones de seguimiento, etc.

Si tienes alguna duda o quieres hacer alguna pregunta a las responsables del SAAF para que sea contestada a través de los artículos de la web, puedes escribirnos a: saaf@funcasor.org

¡Anímate y pregunta!