Termina «Formándonos para la integración II»

El proyecto “Formándonos para la integración II”, subvencionado por el Servicio Canario de Empleo y el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social llegó a su fin el pasado 30 de junio. El resultado obtenido tras estos nueves meses de trabajo ha sido satisfactorio, puesto que se han alcanzado e incluso superado los objetivos previstos. Su objetivo principal ha sido la mejora de la calidad de vida de las personas con sordera y sus familias. Además, este proyecto ha perseguido los siguientes objetivos generales:

  • Formar en lengua de signos española a la población residente en la isla de Tenerife.
  • Eliminar las barreras de comunicación con las que se encuentran tanto las personas con sordera como las oyentes, que comparten códigos de comunicación diferentes.
  • Adaptar a lengua de signos española jornadas, charlas y talleres de interés educativo para facilitar el acceso a este tipo actos a toda persona con sordera que quiera participar y mejorar así su currículum, pudiendo facilitar de esta manera el acceso al empleo.
  • Adaptar a lengua de signos española noticias de actualidad.

El equipo de profesionales formado por un docente y dos intérpretes de lengua de signos ha llevado a cabo las siguientes acciones:

Se han realizado un total de 293 servicios de interpretación, tanto personales, como institucionales, atendiendo a 112 personas con sordera.
Asimismo, se han impartido 40 charlas sobre cómo comunicarse con una persona con sordera, incluyendo en cada una de ellas un taller básico de lengua de signos, de las que se han beneficiado 773 personas.
Por último, se han publicado un total de 60 noticias de actualidad y de interés general adaptadas a lengua de signos española en el Facebook de Funcasor.

Captura de pantalla de noticia adaptada a la LSE 

Con todo ello, podemos afirmar que el proyecto “Formándonos para la integración II” ha contribuido en gran manera para identificar y derribar barreras de comunicación entre las personas con sordera y las personas oyentes que no utilizan la misma lengua.

Este proyecto finaliza, pero en Funcasor seguiremos trabajando por eliminar las barreras de comunicación existentes en la sociedad.