Skip to main content

8 de marzo: Entrevista a una mujer trabajadora de Laborsord


Con motivo del 8 de marzo, día de la mujer trabajadora, que mejor que darle protagonismo a una de nuestras trabajadoras, a través de esta entrevista que visibiliza su triple realidad: mujer, trabajadora y con discapacidad auditiva.  

Aroa De la Fe forma parte de nuestro equipo de trabajo en la isla de Gran Canaria, tiene 27 años y trabaja como administrativa desde hace casi 2 años, contratada por nuestro Centro Especial de Empleo Laborsord. Actualmente forma parte activa del CERMI Comité español de representantes de personas con discapacidad, dentro de la Comisión de la mujer en la Comunidad Autónoma de Canarias, por lo que no resulta difícil tenerla como referente y valioso capital humano de nuestro equipo de trabajo. 

 ¿Cómo eres? 

Soy una persona normal, como otra cualquiera, con mis defectos y mis virtudes, y además soy sorda, pero esto ni me define ni determina quién soy, como tampoco lo define mi color de ojos, por ejemplo.  

Soy bastante responsable y resolutiva. Intento sacar el lado bueno de las cosas. No soy nada extrovertida y tengo bastante carácter.  

¿Cuál es tu función dentro del equipo de trabajo de Funcasor en Gran Canaria?  

Soy administrativa, por lo que realizo todas las tareas relacionadas con este puesto, desde atención telefónica, mecanización de información, manejo de documentación, etc. Aunque en ocasiones también colaboro con otros servicios 

¿Cuáles son tus fortalezas como trabajadora?  

Creo que la resolutividad y la diligencia, me encanta aprender de todo y soy muy autónoma. Presto mucha atención a los detalles. 

¿Qué ha supuesto trabajar en Laborsord desde hace casi dos años? 

A nivel personal ha sido muy gratificante. Como he mencionado anteriormente soy una persona normal, y me gusta que me traten como tal. Mi discapacidad, gracias a mis adaptaciones, no me impide realizar ninguna tarea. La imagen que tiene la sociedad actual de las personas con discapacidad está obsoleta y la mayoría piensa que no pueden realizar el trabajo de la misma manera que una persona sin ningún tipo de discapacidad. Otras personas se compadecen o te tratan de manera diferente. En Funcasor soy una más, pertenezco al equipo sin ningún tipo de etiqueta, y así me han hecho sentir desde el primer día. 

En el plano laboral, me ha ayudado a crecer como profesional, me permite aprender constantemente sobre diversas materias. 

¿Qué mensaje le mandarías a mujeres con discapacidad auditiva? 

Que pueden ser quienes quieran ser. Que la discapacidad auditiva no es una enfermedad, sino una condición de vida, y aunque a veces cueste un poquito más, siempre se puede. Que no debemos dejar que nada ni nadie nos diga cómo vivir nuestra vida y que luchen por cada uno de sus sueños.  

¿Cómo te ha afectado en tu vida tener discapacidad auditiva? 

Inicialmente, antes de la adaptación, me afectaba sobre todo a nivel social. Intentaba rodearme únicamente de mi círculo habitual, ellos conocían la situación y sabían cómo hablarme, y así me evitaba el molesto ¿qué?. Evitaba ir sola a consultas médicas o a realizar trámites importantes ya que me perdía mucha información. En algunas clases igual, me perdía mucha información, algunos profesores no colaboraban, tenía que optar por abandonarlas y preparar esas asignaturas por mi cuenta o con la ayuda de alguna compañera. Soy muy independiente y esto me llevaba a frustración en algunas ocasiones.  

En la actualidad he conseguido encontrar un equilibrio entre mi implante y el audífono que me permiten llevar una vida mucho más cómoda. Me pierdo mucha menos información, pero sigo teniendo algunas carencias en algunos ámbitos, como en el acceso al ocio o la cultura.  

¿Qué importancia tiene para tu puesto de trabajo la accesibilidad? 

Mucha. El bucle magnético es de gran ayuda en la atención al público y necesito un teléfono con un buen altavoz para poder mantener conversaciones telefónicas, mis adaptaciones al puesto facilitan el trabajo.  

¿Tienes aspiraciones laborales de futuro a corto o largo plazo? 

Creo que todas las personas debemos tenerlas, debemos siempre buscar la mejor versión de nosotras mismas. Como he comentado me gusta aprender, no soy nada conformista y creo que no he explotado todo mi potencial aún. Me gustaría seguir creciendo profesionalmente y desarrollar nuevas habilidades.   

¿Estas satisfecha con lo que has conseguido? 

Hasta ahora sí. Las oportunidades laborales para las personas con discapacidad son más reducidas, y a su vez, se suelen derivar hacía sectores para los que se necesita una baja cualificación.