Skip to main content

Ajedrez y discapacidad

A través del Plan Insular de Promoción Deportiva, el Centro Ocupacional Taburiente en la isla de La Palma, incorpora desde hace cuatro años, y por primera vez, clases de ajedrez para personas con discapacidad en sus talleres.  

 

El pasado año 2020 se incorporó a esas clases de ajedrez, el Servicio de Accesibilidad en la Comunicación – SAC, de Funcasor lo que supone una experiencia pionera no solo en la isla de La Palma sino también en Canarias. En Canarias, no se conoce ninguna otra experiencia parecida que incorpore a personas con discapacidad auditiva e intelectual en la práctica deportiva del ajedrez. Por eso, desde el CO Taburiente apuestan por dar a conocer y difundir este hecho, pues el número de personas con sordera que practican ajedrez es muy reducido y más aún el de aquellas personas con sordera que cuentan con el apoyo de una intérprete de lengua de signos española en su práctica deportiva.

Actualmente, una media de doce personas usuarias del CO Taburiente asisten a clases de ajedrez, repartidas en dos grupos atendiendo a las especificidades de cada una. Durante el desarrollo de las mismas, las personas usuarias atienden con ganas y entusiasmo a las explicaciones del monitor para luego poner en práctica las jugadas aprendidas. A través del ajedrez, pueden mejorar su concentración y sus habilidades matemáticas, al mismo tiempo que aprenden a entender las consecuencias de sus actos, mejoran su creatividad y refuerzan su autoestima. Además, se trabajan de manera transversal otros aspectos que influyen positivamente en su vida diaria, como pueden ser normas básicas de conducta, el valor del compañerismo o el desarrollo de la capacidad de resolver problemas. 

La motivación no solo de las personas usuarias que asisten a las clases sino también del propio monitor, implicado desde hace años en la enseñanza del ajedrez en el CO Taburiente, quedan patentes semana a semana en el transcurso de las clases. Clases que empezaron en el año 2016 y que se prolongarán al menos hasta junio del presente año, dado el acuerdo firmado entre el Cabildo Insular de La Palma y el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane.

Y por supuesto, el centro seguirá contando con el apoyo del Servicio de Accesibilidad a la Comunicación de Funcasor hasta la finalización del proyecto.