Ayudas técnicas: la línea braille

ayudas técnicas línea braille

Las personas con discapacidad se encuentran con muchas barreras en su día a día. Es fundamental conocer las ayudas técnicas de las que disponen para poder realizar su vida cotidiana sin mayores complicaciones y eliminando dichos obstáculos, especialmente en el marco informatizado al que tiene acceso nuestra sociedad.

La línea braille es una ayuda técnica que permite la salida de contenido en código braille desde cualquier dispositivo electrónico al que se conecte, ya sea mediante Bluetooth o USB. Está compuesta por un conjunto de celdas -de seis u ocho puntos- que suben y bajan formando letras en este código, dependiendo de cuál sea el contenido que aparece en la pantalla.

Por otro lado, existe una más completa que combina la línea braille con el teclado braille. No solo permite leer la información que aparece en el dispositivo al que se ha conectado, sino que además habilita la opción de introducir texto con la pulsación simultánea de las teclas, que normalmente se encuentran en la parte superior. Éstas también pueden variar entre seis u ocho unidades.

Ayudas técnicas: línea braille

En la línea braille que se muestra en la imagen podemos distinguir varias partes: las teclas superiores son las que nombrábamos anteriormente, la persona ciega o sordociega puede escribir en código braille y automáticamente pasa al dispositivo en forma de texto. Debajo de estas teclas se encuentran las celdas, en este caso son 14, que están compuestas por ocho puntos cada una, que se utilizan para interpretar el texto.
Al lado derecho de las celdas hay dos teclas, la superior es »enter» y con la inferior, la rectangular, podemos navegar por el dispositivo. La tecla blanca del centro corresponde al espacio y la de ambos lados, se mueve por el texto para poder mostrarlo en código braille. La tecla derecha es para avanzar en la lectura, y la izquierda da la opción de retroceder en lo que ya se ha leído.

 

En el CentrAyudas técnicas: línea brailleo Residencial La Matanza se cuenta con una línea braille que facilita la integración de la persona usuaria sordociega. Ésta tiene la posibilidad de ser conectada a diferentes sistemas operativos. En su caso, utiliza iOS, que permite vincularla también con VoiceOver, que se encuentra en la parte de accesibilidad del iPhone. De esta forma, la persona usuaria recibe la información de su pantalla vía la línea braille a la par que la escucha mediante la aplicación descrita, constituyendo dos apoyos complementarios entre sí para la mejor accesibilidad del dispositivo.

 

No podemos negar que el futuro está en la tecnología y es lo que mantiene conectadas a todas las personas. La tiflotecnología ayuda a las personas ciegas y sordociegas a poder comunicarse sin ningún tipo de barrera.