Día Internacional de los Museos

Ayer 18 de mayo se celebró el Día Internacional de Los Museos. Desde 1977 el Consejo Internacional de Museos, ICOM, organiza eventos ese día o durante esa semana, consensuando previamente un tema de interés común para todos los museos. Este año la temática elegida ha sido “Museos por la igualdad: diversidad e inclusión” queriendo que ese día sirviera como punto de encuentro y celebrar la diversidad del mundo en general, así como de los propios trabajadores y trabajadoras que conforman los museos.  Otra de las iniciativas propuestas ha sido la de crear y promover herramientas capaces de detectar prejuicios que puedan surgir sobre las obras o la historia que los museos muestran.

Fomentar la diversidad y la inclusión en las instituciones culturales, promover el intercambio cultural como catalizador de paz entre los pueblos o implementar los objetivos de desarrollo sostenible de la ONU. Estos son algunos de los objetivos planteados para dicho día que se pretenden llevar a cabo tanto a corto como a medio plazo.

A pesar de la situación actual, el día Internacional de los Museos, se ha podido celebrar gracias a la organización de actividades digitales y en línea. Además, el Consejo Internacional de Museos ha propuesto unas fechas alternativas para las personas que quieran organizar actividades in situ. Éstas podrán realizarlas durante tres días, desde el 14 al 16 de noviembre de 2020.

Actualmente existen multitud de museos a nivel nacional o insular donde se ofrece el servicio de video guías (dispositivos móviles con contenido en lengua de signos española) para personas con discapacidad auditiva, intérpretes de lengua de signos o bucles de inducción magnética, tanto en sus salas como de forma individual. Este último recurso se puede encontrar, además de en otros museos, en el Museo Nacional del Prado situado en Madrid.

Aquí en Canarias tenemos como referencia el Museo de Naturaleza y el Hombre, situado en la isla de Tenerife, que fue el primer museo público de España en conseguir la certificación de Accesibilidad Universal.

Gracias a este tipo de iniciativas la comunidad sorda da un paso más en la eliminación de barreras, pudiendo acceder en igualdad de condiciones a los conocimientos culturales e históricos que ofrecen los museos.