Skip to main content

Día internacional del Implante Coclear


Quién le iba a decir a André Djourno que, a día de hoy y gracias a él, se cumplirían 65 años de la primera intervención de Implante coclear (IC). En aquel entonces, André nunca se lucró de los Implantes y nunca registró su invención porque creía que era un “beneficio para la humanidad”.  Imagínense lo importante qué es para las personas con discapacidad auditiva y para Funcasor, la celebración del 25 de febrero 

Estos últimos años, la palabra que marca dicha celebración es la superación, dada la situación a nivel global que hemos vivido. El COVID 19 marca un antes y un después para todos los seres humanos y, en el caso de la discapacidad, ha sido un reto porque la adaptación a la nueva realidad ha sido más difícil que para el resto de personas. Hemos vivido las clases online, con una información acústica más compleja para las personas con discapacidad auditiva y cuando se retoman las clases presenciales, nos hemos encontrado con mascarillas, que atenúan el sonido y no permiten la lectura labial, dificultando enormemente la comprensión para la población con sordera. 

Una de las tendencias que hemos visto aparecer para quedarse es la telepráctica. Una modalidad de intervención logopédica online en Terapia Auditiva Verbal para personas con discapacidad auditiva. Algo que solo se ha podido conseguir gracias a los avances tecnológicos. Está claro que tiene una serie de inconvenientes y es que, para llevarla a cabo de manera efectiva, es necesario que ambas partes (familia y persona profesional) tengan el material tecnológico adecuado. 

Por muchas explicaciones que demos, no seremos capaces de expresar lo importante que son, en el día a día, los implantes para las personas que los llevan. Un otorrinolaringólogo nos diría cómo funciona el oído, un logopeda nos diría qué es la terapia auditiva verbal,… y así sucesivamente. Pero, quienes realmente nos pueden decir lo que significa un implante es la persona que lo porta. De ahí que hayamos entrevistado a dos personas adolescentes implantadas que han vivido, en este curso escolar, el cambio del colegio a instituto. A continuación, transcribimos la misma y esperamos que les resulte positiva y gratificante, como lo ha sido para todas las personas que trabajamos en el Servicio de Logopedia y Apoyo Escolar.  

1.- ¿A qué edad te implantaron? 

R: 4 años 

J: Cuando tenía 3 años 

2.- Cosas buenas del implante coclear 

R y J: Nos ayuda a escuchar, oír y hablar  

3.- Cosas negativas del implante coclear 

R: A veces me duele la cabeza cuando hay mucho ruido  

J: Me molesta cuando en clase hablan todos a la vez   

 4.- Me cuentas una anécdota o historia relacionada con tu implante coclear

R: A veces me olvidaba de cargar el procesador por la noche y se me olvidaban las pilas en casa. Así que, me quedaba sin oír durante unas horas. Ya no pasa. Además, J. añade que no puede dormir sin tener uno puesto, la sensación de silencio no le gusta.  

5.- En el instituto, ¿cómo reaccionan los demás cuando ven tus IC? 

R y J: Porque no nos apartan. Ellos/as nos quieren y nos apoyan. Los profesores nos ayudan 

6.- ¿Podrías vivir sin tus IC? 

R y J. No (Contestaron al unísono los dos con rotundidad)

 

De toda la entrevista, resaltamos las respuestas positivas en cuanto a la aceptación del grupo y a que no podrían vivir sin sus implantes, pero aún queda mucho camino por andar. Si miramos hacia adelante, sabemos que se espera todavía un futuro mejor en la creación de los nuevos implantes, ya no sólo porque cada vez son más pequeños y ligeros sino porque, según el siguiente artículo  https://medium.com/swlh/https-medium-com-a-gg-the-future-of-cochlear-implants-5d9febbfff82, su desarrollo irá enfocado hacia implantes que preserven la audición de las células sanas, la reducción del ruido y realización de intervenciones menos invasivas.