Distinguidos Funcasor: José Luis Arlanzón Francés

José Luis Arlanzón tiene una virtud, probablemente consecuencia de su nacimiento en el seno de una familia de personas sordas: conoce bien ambas realidades, la de a las personas sordas y la de las oyentes. Es licenciado en Químicas, en Psicología y completó sus estudios formándose como logopeda.

En 1977, la asociación de familias de personas sordas de Burgos, ARANSBUR, le pide ayuda para que 34 jóvenes sordos pudieran obtener el carné de conducir, en consecuencia, fue protagonista de una experiencia pionera en España. A partir de ese momento, su trayectoria personal y profesional ha estado ligada a esta entidad. Ha tenido responsabilidades políticas entre las que cabe destacar su contribución a la formación de la Confederación de Asociaciones de Familias de personas sordas, FIAPAS, el impulso para la creación del CERMI de Castilla y León y la participación en la Federación Europea de Padres y Amigos del Sordo (FEPEDA).

En 1986, contribuyó a la adaptación de la primera tarjeta de reconocimiento de voz en castellano y en busca de mejoras, en 1988, lideró el proyecto para la comparación de los diferentes dispositivos de este tipo que había en el mercado.

También, en 1990, promovió el desarrollo de códigos comunicativos para personas sordas signantes y su utilización en comunicación bidireccional a través de terminales de videotexto.

En 1997, quiso que los sordos “leyeran la radio”, para ello impulsó el servicio de radio noticias de actualidad accesibles mediante subtitulado, el servicio “Mira Ya”, que consistía en el envío de noticias generales y mensajes personales a través de buscapersonas, que llegó a tener 1800 usuarios. Ya en 1999, desarrollan las aplicaciones de la estenotipia informatizada en la subtitulación de eventos en directo. Con este proyecto logran la formación de estenotipistas y se preparan para la implantación de servicios de subtitulado en tiempo real en España. Sobre estas bases, ARANSBUR crea en el año 2000 la empresa Mira lo que Digo (MQD) para la supresión de barreras de la comunicación.

Desde entonces, han sido innumerables las iniciativas en las que han participado, tanto de formación como de investigación y desarrollo.

Por todo esto, Funcasor ha querido otorgar el galardón Distinguido 2014 a Don José Luis Arlanzón Francés.