Skip to main content

El volcán Tajogaite.


¿Qué oportunidades de empleo existen para las personas con discapacidad en La Palma tras la erupción del volcán Tajogaite? 

Las nuevas oportunidades de empleo son un revulsivo en la recuperación económica de La Palma, ya que conllevan la generación de nuevos puestos de trabajo que incrementan de forma positiva la inserción laboral de las personas con discapacidad en situación de desempleo de la isla.  

En el momento en el que estábamos empezando a asumir los efectos de la crisis provocada por la pandemia de la Covid-19, entra en erupción un volcán en La Palma, denominado recientemente Tajogaite. Casi un año después, la isla se empieza a recuperar de forma progresiva, de las consecuencias negativas que trajeron consigo tanto la pandemia como la erupción volcánica. Debido a esto, una parte importante del tejido empresarial de la isla se vio afectado, y como consecuencia, la disminución de un gran número de los puestos de trabajo. Al colectivo de las personas con discapacidad también se les agravó su situación, siendo necesaria una actuación por parte de las entidades sociales.

 A día de hoy, la oferta de empleo ha aumentado notablemente pudiendo insertar en el mercado laboral perfiles profesionales, que se han adaptado a las nuevas oportunidades de empleo creadas con la finalidad de la recuperación de las infraestructuras y los accesos afectados. 

Partiendo de esta situación surge la necesidad de cubrir ofertas de trabajo relacionadas con la retirada de las cenizas volcánicas y la reconstrucción de las vías públicas. Los perfiles profesionales de peones de limpieza, peones de la construcción y peones agrarios han sido los más demandados para paliar las consecuencias negativas del volcán. El auge de la oferta turística, también ha traído consigo un aumento considerable de nuevas vacantes del sector de la hostelería. 

 Las personas beneficiarias del proyecto Tejiendo Futuro, financiado con cargo al Plan Extraordinario de Empleo y Formación del Servicio Canario de Empleo para hacer frente a las consecuencias de la erupción volcánica en la isla de La Palma, se pueden acoger a las acciones formativas accesibles, tratando de adaptar sus perfiles profesionales a los nuevos yacimientos y oportunidades de empleo, enfocando así nuevas formaciones orientadas a los sectores más afectados: el primario y el de servicios.  

¡Trabajaremos y volveremos a recuperar a La Palma, para que sea la isla bonita de siempre!