Skip to main content

Funcasor ante la emergencia volcánica en la isla de La Palma


La situación que se encuentra viviendo la población palmera tras la erupción volcánica del pasado 19 de septiembre, es un momento sin precedentes habiéndose declarado como “zona gravemente afectada por una emergencia de protección civil”. Esto ha generado innumerables consecuencias directas en la vida social, económica y relacional de las personas y familias de la zona e, indirectas, para el resto de la Isla.  

Las personas con discapacidad, concretamente, se ven afectadas en mayor medida por circunstancias sobrevenidas. En este caso, las emergencias son un claro ejemplo puesto que, las medidas de evacuación, respuesta y recuperación no acostumbran a tener en cuenta, de la manera adecuada, sus necesidades.   

Si miramos hacia atrás, las emergencias y desastres naturales, tradicionalmente se han afrontado de la mano del personal de las fuerzas del orden, los servicios sanitarios junto con profesionales de rescate y salvamento, dejando un tanto desatendido el componente psicosocial que toda situación de emergencia alberga siendo, precisamente, el que más perdura a lo largo del tiempo y que puede afectar, gravemente, a la salud mental de las personas damnificadas.  

En este sentido, desde la Fundación Canaria para las personas con Sordera y sus Familias –Funcasor–, se consideró necesario impulsar el servicio de atención psicológica accesible de manera que, las personas con sordera y sus familias –que pudiesen verse afectadas por estas circunstancias sobrevenidas– tengan la posibilidad de recibir de manera prioritaria la atención psicológica y, el acompañamiento social necesario para afrontar la situación.  

Es un hecho que nos preocupa, especialmente, cómo están viviendo la situación las personas con discapacidad auditiva, por ello, desde antes de que comenzase la erupción, se puso a disposición del Cabildo de La Palma el servicio de intérpretes de lengua de signos española para las comunicaciones oficiales y ruedas de prensa sobre el tema. Además, los servicios de la entidad se encuentran coordinados con los servicios sociales de todos los municipios de la isla y del Cabildo Insular. 

Como se acaba de señalar, seguimos trabajando para hacer accesibles las medidas de actuación determinadas por las autoridades y los recursos disponibles en cada momento, tratando de evitar que la situación de emergencia, contribuya a la vulneración de derechos fundamentales de las personas con discapacidad. 

No queremos dejar de aprovechar la ocasión para visibilizar y crear conciencia sobre los retos que las personas con sordera enfrentan en su vida diaria.   

La inclusión plena en todos los ámbitos de la vida, incluye también las situaciones de emergencia. 
Estas actuaciones se enmarcan dentro de la Convocatoria Pública de Concesión de Subvenciones destinadas a Asociaciones, Fundaciones, Organizaciones, Federación de Asociaciones, Instituciones y demás entidades sin ánimo de lucro que realicen proyectos de carácter social para el año 2021, financiado por el Cabildo Insular de La Palma, a través del Proyecto Sinergias.