Habilidades Sociales

Las habilidades sociales son las destrezas que desarrollan las personas de manera aprendida para poder relacionarse e interactuar con las demás de forma satisfactoria.

Es importante saber que se trata de conductas, es decir, que se pueden medir, cambiar y observar, que mínimo tienen que haber dos personas para llevarlas a cabo y las personas a través de ellas, expresan sus pensamientos sin hacer daño en la otra persona.

Pero no sólo es importante tener habilidades sociales, sino ponerlas en práctica en el contexto correcto. Este ajuste de las conductas a la situación se denomina Competencia social.

Si una persona carece de habilidades sociales, las situaciones las afrontará de diferentes maneras, evitando las situaciones con una conducta pasiva o con una conducta agresiva, decidiendo por otras y vulnerando los derechos de las demás para conseguir sus objetivos.

Las habilidades forman parte de una de las áreas más importantes en el desarrollo social de cualquier persona, ya que su aprendizaje está condicionado por las experiencias vividas, por el ámbito en el que nos movamos y los modelos que nos rodeen. Es importante trabajar las habilidades sociales en población con discapacidad porque:

-Favorece una integración y una apertura a la comunidad

-Evita la aparición de problemas de conducta

-Previene la aparición de problemas psicológicos, puesto que suelen ser personas en muchos casos, que se les trate como objetos, con pocas amistades, expuestas a estigmatizaciones obstaculizando así su acceso al mercado laboral.

-Previene el abuso sexual. La necesidad de recibir afecto y cariño, el desconocimiento de la sexualidad por mitos, la sobreprotección y la carencia de experiencias en este terreno, lleva a muchas personas con discapacidad (sobretodo intelectual) a ser uno de los colectivos más vulnerables de ser víctima de abusos sexuales o de otro tipo de manipulaciones por parte de las demás personas.

Las habilidades sociales más relevantes son:

-Conversar

-Expresar sentimientos a través de la comunicación verbal y no verbal

-Realizar peticiones como pedir ayuda

-Responder a las peticiones de otras personas como prestar ayuda

-Resistirse a la presión, coacción o influencia de las otras personas, saber decir NO

-Aceptar un “no” por respuesta sin hacer enfrentamientos

-Escuchar activamente

-Disculparse, saber pedir perdón

-Seguir instrucciones y hacerlas correctamente

-Colaborar en actividades

Las habilidades socioprofesionales o sociolaborales son el conjunto de destrezas que están en el día a día del mundo laboral y que sin ellas no se podría acceder a un empleo o mantenerlo.

En el área empresarial, no se suele aceptar tan fácilmente la falta de habilidades como la puntualidad, la asistencia, realizar un adecuado uso de los materiales, el respeto, realizar correctamente las funciones indicadas en el puesto de trabajo. Por lo que, un entrenamiento en las habilidades sociales y en las profesionales/laborales, es de suma importancia para crecer en el ámbito laboral y personal.