Skip to main content

 Integración laboral, un derecho de todas las personas


Con motivo del Día Internacional de las Personas Trabajadoras, nos parece oportuno resaltar la importancia de la legislación española respecto a los derechos de las personas con discapacidad, comenzando por el artículo 49 de nuestra Constitución:

  • “Las personas con discapacidad son titulares de los derechos y deberes previstos en este Título en condiciones de libertad e igualdad real y efectiva, sin que pueda producirse discriminación. 
  • Los poderes públicos realizarán las políticas necesarias para garantizar la plena autonomía personal e inclusión social de las personas con discapacidad. Estas políticas respetarán su libertad de elección y preferencias, y serán adoptadas con la participación de las organizaciones representativas de personas con discapacidad en los términos que establezcan las leyes. Se atenderán particularmente las necesidades específicas de las mujeres y niñas con discapacidad. 
  • Se regulará la especial protección de las personas con discapacidad para el pleno ejercicio de sus derechos y deberes. 
  • Las personas con discapacidad gozan de la protección prevista en los tratados internacionales ratificados por España que velan por sus derechos.» 

Según los datos publicados por el INE en 2021, pertenecientes al 2020, respecto a empleo y la discapacidad, resulta evidente que en nuestro país aún queda mucho camino por recorrer para lograr la integración laboral efectiva y, por lo tanto, para la inclusión social de las personas con discapacidad. Como se puede ver en este último dato, el 66% de la población en edad de trabajar se encuentra inactiva. Debido a este alto índice se genera un problema endémico en nuestra sociedad que tiene consecuencias negativas para todas las personas, con y sin discapacidad. 

El acceso a la educación en igualdad de oportunidades, el derecho de toda persona a un trabajo digno, la accesibilidad al empleo, la estabilidad laboral, son derechos que debemos defender para conseguir la plena inclusión social, implicando a toda la sociedad.

En el año 1995, Funcasor pone en funcionamiento el Servicio de Empleo y Formación Laboral, logrando una trayectoria de 27 años. Gracias a este servicio, la Fundación presta apoyo, asesoramiento y acompañamiento en materia de empleo y formación, tanto a las personas con discapacidad, preferentemente auditiva, como al tejido empresarial a través de la sensibilización. 

Nuestro objetivo principal es mejorar la empleabilidad de las personas atendidas, apoyando su búsqueda activa de empleo, fomentando la accesibilidad en el puesto y acompañando para la consecución y el mantenimiento de su empleo, facilitando los recursos y herramientas necesarias para que la persona lo pueda hacer de una manera activa y autónoma.