Skip to main content

La naturaleza como opción de ocio


Desde Funcasor somos conscientes de la importancia de las actividades culturales y de ocio para las personas con sordera.

Las nuevas medidas impuestas, que nos han tocado vivir, limitan esas actividades de ocio y el acceso a ellas. Además, este colectivo, se encuentra con una doble barrera añadida como es la accesibilidad a la comunicación.

Las limitaciones de aforo derivan en una disminución de actividades en este ámbito, agravándose la situación para el colectivo de personas con sordera. El colectivo no cuenta con las adaptaciones suficientes para poder acceder a las actividades, produciéndose así, un doble aislamiento.

Por ello desde nuestra entidad organizamos múltiples actividades a través de medios digitales, accesibles gracias a la incorporación de  intérpretes de lengua de signos española y del subtitulado.

Desde  nuestra entidad queremos compartir otra actividad también importante: disfrutar los entornos naturales.

Esta propuesta está cada vez más olvidada, sin embargo, múltiples estudios científicos avalan sus beneficios para la salud física y mental.

Son espacios accesibles para personas con discapacidad auditiva y sus familiares, mascotas, etc.

En los últimos años han surgido numerosos proyectos en distintas comunidades autónomas y entidades locales que muestran el potencial de esta línea de trabajo colaborativo. Sería deseable desarrollar una estrategia conjunta entre los ámbitos de la salud y la conservación de la naturaleza con el fin de potenciar los indicados beneficios mediante proyectos conjuntos a distintas escalas.

Nos gustaría recomendar dos nuevos lugares en la isla de Gran Canaria donde poder disfrutar de los numerosos beneficios nombrados anteriormente:

En primer lugar el renovado mirador astronómico conocido como “El Balcón o Andén Verde”. Es un mirador astronómico porque al ser un espacio libre de contaminación lumínica nos permite interpretar las estrellas al aire libre.

Si lo visitas de día te impresionará el paisaje siendo conocido por su relieve, asemejándose gracias al contraste del mar y las montañas a una cola de dragón. En días despejados se observa un bonito atardecer bajo la lejanía del Teide.

Está ubicado dentro del Parque Natural de Tamadaba, para llegar debes ir en coche desde Agaete hacia La Aldea y tomar el desvío llamado Andén Verde.

El mirador antiguamente era de piedra y hace unos meses lo han vuelto a construir con una estructura completamente transparente, impresionando su estructura de cristal que hace que se fusione con el paisaje y te sientas inmerso en él.  

En segundo lugar recomendamos hacer la caminata del Sendero del Álamo, restaurada recientemente por el Ayuntamiento de Teror. Esta ruta de senderismo cuenta con unas curiosas y renovadas escaleras de madera de 4 metros de altura. El sendero es circular y el tiempo aproximado que dura la ruta es de hora y media.

Además, el sendero es perfecto para ir con familias y mascotas, sin embargo, no está recomendado hacerlo en días de lluvia ya que es resbaladizo.

¿Conocías ya estos dos lugares? Anímate a descubrirlos y a pasar tiempo en la naturaleza.

Disfrutando la belleza de nuestra isla, desconectando de la rutina y mejorando tu salud física y mental.

 

 

SECCIÓN DE FOMENTO DE EMPLEO PÚBLICO