Proyecto “Experimental en Materia de Empleo, TAGOROR”

El pasado mes de enero dio comienzo el proyecto que lleva por nombre “Experimental en Materia de Empleo, TAGOROR”, cuyo objetivo principal es la inserción laboral de las personas con sordera y, por ende, su inclusión social. La metodología elegida para la consecución de dicho objetivo contempla la orientación, la capacitación y la realización de itinerarios personalizados para cada una de las personas con sordera vinculadas al proyecto. Tendrá una duración de un año (de enero a diciembre de 2020), y se desarrollará tanto en la isla de Tenerife como en la de Gran Canaria; para ello, la Fundación Canaria para Personas con Sordera contará con un total de 6 profesionales. La materialización de este proyecto será posible gracias a la cofinanciación del Servicio Canario de Empleo.

Este proyecto se llevará a cabo en cuatro etapas, comenzando con una fase de acogida para aquellas personas que hayan sido derivadas por el Servicio Canario de Empleo o que estén interesadas en la búsqueda de empleo, en la que se informará a las personas participantes acerca del proyecto, se revisará el cumplimiento de los requisitos mínimos para formar parte de éste y se valorarán sus perfiles formativos y profesionales para un primer diagnóstico de su empleabilidad. Así, se realizará la selección de las 42 personas que, finalmente, serán usuarias del Experimental en materia de empleo en 2020. Tras esto, comenzará una segunda fase de orientación, desarrollo y habilitación, en la que trabajarán de manera conjunta las diferentes profesionales: trabajadoras sociales, promotoras laborales, preparadoras laborales e intérpretes de lengua de signos. Es aquí cuando comenzarán a elaborarse los itinerarios de formación y búsqueda activa de empleo individualizados, atendiendo siempre a las necesidades, habilidades, características personales y laborales e idiosincrasias de cada una de las personas usuarias; éstas tendrán la oportunidad de capacitarse y entrenar competencias laborales, y de participar en talleres y cápsulas formativas innovadoras y enriquecedoras.

A continuación pasaremos a la fase de la prospección laboral, en la que el personal vinculado a este proyecto se encargará de informar y sensibilizar a empresas y a entidades públicas del potencial profesional de las personas con sordera con el fin de acabar con falsas percepciones que redundan en ofertas de trabajo de baja cualificación para dicho colectivo; de captar empresas y ofertas de empleo; de establecer convenios de colaboración con empresas con el fin de garantizar el beneficio de las personas usuarias; de ofrecer apoyo durante la formalización de los contratos laborales, de realizar un seguimiento al empleo, tanto de manera directa (in situ), como indirecta y naturalizada (siempre fomentando la autonomía de la persona trabajadora con sordera); etc. Es decir, esta será la fase en la que se integrará laboralmente a las personas usuarias, prestando para ello todos los apoyos necesarios durante el proceso completo (entrevistas, selección, adaptación al puesto de trabajo, seguimiento).

Y, por último, tendrá lugar la fase de evaluación y justificación del proyecto, durante la cual se valorará la consecución o no de los objetivos generales y específicos con indicadores tanto cuantitativos como cualitativos, en pos de una mejora para futuras experiencias.

En suma, desde el departamento de integración laboral de la Fundación Canaria para las Personas con Sordera y sus Familias, Funcasor, una vez más apostamos y luchamos por la integración laboral y social de las personas con sordera en igualdad de condiciones y como miembros de pleno derecho. Además, luchamos por la consecución de puestos de empleo adecuados a cada uno de los perfiles, lo cual es fundamental para que la persona trabajadora con sordera sienta la motivación y la realización laboral necesaria para querer mantener dicho puesto de trabajo en el tiempo.