Skip to main content

Telepráctica aplicada a la discapacidad auditiva


Durante el confinamiento, las personas profesionales de la Logopedia y Apoyo Escolar, hemos visto como nuestro trabajo tenía que adecuarse a las circunstancias que estábamos viviendo. No podíamos ejercer presencialmente y nos preocupaba qué pasaría con las personas usuarias.  

El tema de impartir sesiones a través de un dispositivo tecnológico no lo veíamos adecuado, pero, tras la situación especial que hemos vivido, resultó ser una nueva vía potencial de trabajo en los procesos de enseñanza-aprendizaje de nuestras personas usuarias. 

Nos pusimos manos a la obra y nos formamos en Telepráctica o Teleterapia; nombre que se designa la aplicación de la Terapia Auditivo verbal a través del ordenador. Hablamos de dos modalidades: sincrónica y asincrónica. La primera es cuando hacemos una sesión en tiempo real; de ahí que, el papel de la familia sea indispensable para poder llevarla a cabo eficazmente. La asincrónica es aquella que se hace en diferentes tiempos, por ejemplo, mandar un documento con actividades e instrucciones, las personas usuarias lo cumplimentan y lo devuelven. En ambas modalidades, se tiene que garantizar el feedback, con el objetivo de saber que el proceso ha sido significativo.  

Pero la Telepráctica es mucho más. Se necesita conocer y dominar aplicaciones y diferentes herramientas de diseño para presentar el contenido de manera atractiva. Conozcamos algunas de ellas:  

1.- Lo más importante, aparte del ordenador, cámara y sistemas de audio, es tener una plataforma para poder hacer las videollamadas. Dos de las más conocidas son Meet y Zoom
Presentan opciones que hacen las sesiones más completas, por ejemplo, compartir pantalla, crear salas para grupos o grabar las sesiones. 
 

2.- Power Point, herramienta indispensable para crear materiales interactivos. Hay muchos blogs de personas profesionales que lo aplican y hemos hecho uso de los mismos. A este tipo de aplicación, se han añadido otras, como son Canva y Genially, que han tomado más auge durante la pandemia, manteniéndose en el tiempo.  

3.-El entorno Google nos ofrece una serie de herramientas muy interesantes. Entre ellas están Drive y Jamboard.  Esta segunda es una pizarra digital que se puede usar en dos ordenadores o más para la resolución de actividades. No hace falta que todas las personas estén en el mismo espacio. Es muy versátil, ya que su uso puede ser para todas las edades y para valorar cualquier aspecto a nivel lingüístico, educativo o lúdico.  

4.- Hay otro tipo de aplicaciones como puede ser Prezi o Prezi Video, que te permite crear presentaciones interactivas con o sin vídeo.  

5.- Y, en esta clasificación, no pueden faltar las aplicaciones en dispositivos móviles de IOS y Android. Ejemplos hay muchos, pero destacaremos algunas apps que hemos probado nosotras en nuestro Servicio de Logopedia y Apoyo escolar: Soy Visual, José Aprende, Mínimo o Palabras Dominó.  

 

En resumen, y después de usar esta modalidad durante un tiempo, podemos decir que se ha convertido en una forma de intervenir aceptada por personas profesionales y familias. Viene para quedarse y ofrecer una nueva vía de acercamiento con aquellas familias que se quedaban aisladas por no poderles ofrecer un servicio presencial. Además, esta variante online hace que las familias tomen el protagonismo de las sesiones y de la intervención de sus hijos e hijas en su entorno natural. Y todo ello hace que, mediante juegos y tareas de casa, los padres y las madres se conviertan en promotores de la integración de la audición y el lenguaje oral de sus hijos e hijas.  

 

Como dice Howard Gardner, psicólogo que formula la teoría de las inteligencias múltiples, “la irrupción de las nuevas tecnologías nos obliga a educar a los niños de forma distinta”.