Vida saludable “En Compañía”

Fomentar la salud y la enseñanza de hábitos saludables es uno de los principales objetivos que tenemos en el centro residencial de Funcasor. Por ello, es de suma importancia la existencia de normas y hábitos en todos los aspectos para la adquisición de herramientas útiles para el desarrollo personal y social.Cuando empezamos con esta aventura nos dimos cuenta de la importancia de reforzar y promover la higiene, así como un estilo de vida saludable. Aunque cambiar de hábitos no es tarea fácil para ninguna persona, con paciencia y utilizando técnicas como el refuerzo positivo o el modelado se consiguió que las nuevas rutinas diarias se convirtieran en un hábito.

HIGIENE Y CUIDADO

Uno de los aspectos que hemos trabajado es la salud e higiene bucodental, tanto desde la atención profesional como desde el autocuidado. Un ejemplo de ellos es el taller que realizamos con material cedido por una clínica dental de la zona, en el cual aprendimos a usar correctamente la seda dental y a incorporarla en nuestro día a día.

DEPORTE

Otro hábito saludable que integramos dentro del centro residencial fue el deporte. Acudimos tres veces por semana a un complejo deportivo cercano a la vivienda, en el cual las
personas usuarias realizan actividad física con el fin de mejorar su salud.

VIDA SANA

Por otro lado, fomentar una alimentación saludable ha sido uno de nuestros objetivos más importantes en el centro. Evitando, así, todo producto con grasas saturadas y azúcares elevados y promoviendo el consumo de fruta y verduras, así como la ingesta de agua.

Por último, cabe destacar la reducción del consumo de tabaco y café.

A día de hoy solo podemos ver mejoras en todas las personas usuarias gracias a estos hábitos y rutinas que hemos integrado dentro del centro residencial, aunque siempre se puede mejorar y, gracias al trabajo en equipo, se puede aprender a llevar un estilo de vida más saludable.