Workshop: la capacitación profesional, clave para la integración laboral

El proyecto Workshop, financiado por la Fundación ONCE y el Fondo Social Europeo, ha posibilitado que 10 personas con discapacidad participen de la formación profesionalizadora en Operaciones Auxiliares de Servicios Administrativos y Generales. Con un total de 160 horas teóricas y 100 horas de formación en centros de trabajo, este programa formativo ha posibilitado que las 10 personas participantes mejoren y actualicen sus conocimientos y competencias en el área de servicios administrativos.

Dadas las limitaciones de acceso a la formación por medios formales y generalistas, Workshop incide en generar una valiosa oportunidad de profesionalización a personas con discapacidad. Especialmente con un programa formativo que incluye formación en centros de trabajo, posibilitando el desarrollo real de competencias para el puesto de trabajo.

Finalizada la formación, las personas participantes se enfrentan al reto de incorporarse al mercado laboral. Desde Funcasor también las acompañamos en este proceso, y celebramos como propios sus éxitos.

Desde Funcasor queremos agradecer a la Fundación ONCE y el Fondo Social Europeo por su apuesta por la formación e integración laboral de las personas con discapacidad. Al mismo tiempo, felicitar a las personas participantes de este proyecto Workshop por su esfuerzo y buenos resultados. Particularmente agradecer a Ewa Rokosz por compartir su experiencia y puntos de vista, y, especialmente, felicitarla por ser una de las personas que ha conseguido un puesto de trabajo.

En esta ocasión, queremos personalizar el proyecto Workshop en la experiencia de la participante Ewa Rokosz, que amablemente se ha mostrado dispuesta a responder a nuestra entrevista.

Tras haber participado del programa formativo del proyecto Workshop, ¿crees importante que se implementen este tipo de iniciativas dirigidas a personas con discapacidad?

Si lo creo porque en Funcasor he sentido que han respetado que yo sea diferente, han eliminado las barreras de comunicación, me han apoyado y asesorado en todo mi proceso de aprendizaje. Ha habido un trato diferente al que encuentro en entidades que no trabajan con personas con discapacidad.

En general, ¿cómo valoras la formación recibida? ¿Consideras que ha mejorado tus oportunidades para conseguir tu actual empleo?

Ha mejorado mucho en varios sentidos: he adquirido nuevos conocimientos enfocados hacia donde yo quería, ahora tengo un currículum mejor y por ello he podido entrar en el mercado laboral. Estoy muy satisfecha de mí y de la formación realizada.

¿Cómo ha sido el proceso de integración en esta nueva oportunidad laboral?

Muy bueno, tanto SIMPROMI como Funcasor me han ayudado en el entrenamiento de cara a la entrevista, en el proceso de contratación, con toda la documentación a entregar, pero sobre todo en la superación de mis miedos ya en mi puesto de trabajo. Pensaba que no iba a ser capaz de estar a la altura

del perfil exigido y que el idioma (soy polaca y no domino bien el español) iba a ser un impedimento en la comunicación, pero deseaba ese trabajo y quería que fuera para mí.

¿A qué retos te has enfrentado para acceder a la formación y al empleo siendo una persona con discapacidad?

Pese a mi discapacidad física y auditiva, durante meses, he estado desplazándome a diario a los centros de formación y no he cejado en mi lucha por conseguir mi objetivo. He tenido una situación vital crítica y la formación me ha ayudado a centrarme, siempre pensando que esto me ayudaría a mejorar mi currículum, encontrar un trabajo y mejorar en consecuencia mi vida.

¿Qué consejo darías a personas con discapacidad que en estos momentos están en búsqueda activa de empleo?

Que no desaminen, que hay que buscar entidades como Funcasor que te ayuden a conseguir tus objetivos.